lunes, 19 de diciembre de 2016

Gezala

El arroyo Gezala (o Gesale) nace en la falda norte del largo cordal que cierra desde el noreste el valle de Orozko, conectando con el macizo del Gorbea en el alto de Bikotxgane. Desde allí discurre el curso fluvial, de sur a norte, hacia el valle de Zeberio, reuniéndose con el río del mismo nombre en el barrio de Ermitabarri. En un paseo más cultural que montañero, recorremos el curso del río aguas arriba conociendo imponentes caseríos cargados de historia, fuentes y antiguas casas de baños, mientras divisamos el perfil de algunas de las elevaciones que delimitan el pequeño valle.

            DISTANCIA: 6,2 km. 
            DESNIVEL: 80 m. (150-231)
DIFICULTAD: Ninguna 2 (0-2-0)
ITINERARIO  (ida y vuelta)  Inicio y final: Bº Ermitabarri (Zeberio)
            VIAS: Carretera
ACCESOS: Desde Bilbao en coche, autopista AP-8 dirección Vitoria-Gasteiz hasta salida 1 Arrigorriaga-Miraballes. Se toma la BI-625 y, pasado Miraballes, giramos a la izquierda por la BI-3524 hasta Zeberio. Ermitabarri es el siguiente barrio después de pasar el Ayuntamiento. Bizkaibus A3928 entre Artea y Arrigorriaga
TRACK: Wikiloc
Más información:
Cartografía de Bizkaia Mapa 52
IGN MTN-50-87-Elorrio



San Antonio de Ermitabarri
El municipio de Zeberio, además de belleza, es todo dispersión. Sus numerosos barrios se encaraman
a las laderas que rodean el valle, y apenas se distinguen los dos núcleos de entidad algo más importante, Zubialde y Ermitabarri. Este último parece que fue centro eclesiástico de la zona (ver Iturriza), y precisamente junto a la hermosa ermita de San Antonio de Padua encontramos espacio para aparcar sin mucho problema. Enfrente hay una casa con una vieja bolera y varios caseríos de piedra de los muchos que veremos hoy, con el afilado Untzueta a lo lejos. En el cruce que está justo al lado, perfectamente señalizado, seguimos la dirección indicada hacia Gesale.

Arroyo Gesale
Pronto dejamos un desvío por la derecha junto a un edificio y una flecha indicadora del PR BI-11.1, cuyo trazado seguiremos sin llegar a completarlo. Seguimos siempre por asfalto, aunque rodeados de vegetación y cerca del arroyo Gezala. Por la derecha se observa, en un altozano, la vistosa iglesia de Santo Tomás de Olabarrieta, y más lejos los escarpes de la sierra de Mendigisa. Precisamente, seguiremos una ruta más o menos en paralelo a esta pequeña alineación que enlaza el pico de Garaigorta (junto a Bikotzgane) y el esbelto Untzueta.

Puente junto a la fuente de Uratsa
Aunque casi todo el recorrido lo vamos a realizar sobre asfalto, tendremos ocasión de abandonarlo unos instantes para internarnos por un sendero entre la vegetación. Vamos primero en paralelo al tranquilo riachuelo, deleitándonos con las típicas imágenes del cauce salpicado de piedras y envuelto en arbolado, y pasamos a continuación junto a un puente de madera que sólo parece conducir a la pequeña fuente de Uratsa (llamada de los Huevos podridos), un manantial de aguas sulfurosas bastante conocido en la zona. De hecho, lo cita Iturriza en su 'Historia general de Vizcaya', a finales del siglo XIX, Unos pasos después hay un banco y por la derecha una pequeña área recreativa con un aparcamiento, donde regresamos a la carreterilla anterior.

VARIANTE: Podríamos continuar la ruta junto al arroyo por el sendero anterior sin volver al asfalto, dando un rodeo por la ladera (un ligero sube y baja). Vamos así primero ganando altura y pasando varias manchas de arbolado, sobre una senda limpia aunque rodeada de abundante monte bajo. Accedemos después a una especie de pequeño cordal que se desprende del vecino Murga, y ahí tenemos que girar hacia la derecha, con buenas vistas sobre Kamaraka y Pagasarri, Mandoia, o Legarmendi. Ahora ya bajamos decididamente, accedemos primero a Gesale Goikoa y llegamos enseguida a Gesale, de nuevo en la carretera.

Caserío Gezalabekoa
Bainuetxe
Si no hemos seguido la variante, en cosa de 500 metros llegamos al pequeño barrio de Gezala o Gesale. Nada más llegar, tenemos por la derecha el fantástico caserío Gezalabekoa, según parece construido en 1.550 y ampliado en el siglo siguiente, y que atesora viejas historias de brujería. Un par de caseríos más y en unos metros estamos en el segundo núcleo del mismo barrio, conocido como Bainuetxe. El nombre procede del primero de estos edificios, que fue balneario veraniego desde finales del siglo XIX hasta 1.936, aprovechando las cualidades de las aguas de la zona. Un par de espléndidos caseríos completan el conjunto, último con viviendas que encontramos en la ruta.

El camino, bajo Garaigorta
Porque seguimos progresando, siempre en dirección sur, entre alisos y repoblaciones de pino, con el río ahora por la derecha. De frente se atisba al fondo el arbolado Pikubikotx por la izquierda, y Garaigorta por la derecha. En algo menos de 2 kms. de tranquilo paseo llegamos a una bifurcación con un poste de señales, donde damos por terminado el recorrido.

Si nos ha sabido a poco –que será lo normal-, en otros 2 kms. junto al arroyo Larragoiti y unos 100 metros de desnivel llegamos al caserío Laureta, muy cerca del puerto de Bikotzgane. Y, si aún queremos más, el citado PR BI-11.1 nos conduce después por las laderas del Murga y el barrio de Sarasola, para volver a Ermitabarri en otros 6 o 7 kms. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario