sábado, 15 de octubre de 2011

Malmasín

Como bien señala la siempre interesante web de Biendealtura, el modesto Malmasín es a la vez el monte más conocido y más desconocido de los alrededores de Bilbao: irremediablemente famoso por los túneles que lo atraviesan rumbo a Donosti, y desconocida su superficie y cima para la mayoría de los bilbainos, no obstante ser bastante frecuentado por los paseantes.

Con todo, Malmasín es la delicia del dominguero: accesible tanto en transporte público como a pie en pocos minutos desde el núcleo urbano, con un recorrido cómodo por las suaves laderas de Montefuerte, un pequeño y divertido tramo de aire montañero, y las vistas espectaculares que proporciona su ubicación aislada y estratégica, con la opción del aperitivo antes de volver a casa. Todo un plan de mañana para abrir el apetito sin sudar mucho.


DISTANCIA: 5,8 kms
            DESNIVEL: 310 m. (50-362) CENTENARIO
DIFICULTAD: Baja 5 (3-1-1)  Rampas del 20%
            ITINERARIO: ida y vuelta  Inicio y Final: Parque de Europa-Montefuerte
            VIAS: Carretera, pista de grava y senderos de tierra
ACCESOS: En coche, desde Bilbao, cruzando el puente de La Merced, por Conde Mirasol, Cortes, Urazurrutia y Zamakola, hasta la rotonda. Se pasa bajo el puente de Ollargan y se gira a la izquierda para llegar al parque Montefuerte. En tren cercanías RENFE C3 estación Ollargan. Bilbobus línea 50 parada Ollargan
            Más información:
Mapa Pagasarri del Ayuntamiento
Guía cartográfica de Bizkaia mapa 33
Historia del castro preromano y fortaleza navarra:



Perfil (ida)


Partimos del barrio de Ollargan, perteneciente al municipio de Arrigorriaga, dentro del cual nos moveremos durante toda la ruta –aunque hemos leído por ahí que nuestra cima de hoy perteneció tiempo atrás a Basauri. Como punto de partida, podemos tomar la parada del Bilbobus 50, en una plazoleta junto a las casas más elevadas del barrio, pegando al parque. Aquí encontramos una carreterilla que avanza en horizontal, junto a la que vemos un cartel indicador del Instituto de la Construcción, que es la dirección que debemos tomar.

Fuente
Emprendemos la marcha por el asfalto con una corta rampa por la que, tras una curva, encontramos la puerta de acceso al citado centro. Seguimos ascendiendo hasta otra curva con una pequeña explanada, una fuente y un mapa del parque de Europa o Montefuerte donde nos encontramos. Aquí dejamos la carretera (DESVIO-1) para tomar una pista de grava que sale por la izquierda.

El parque de Montefuerte –que vemos desde la autopista a la izquierda en dirección Donosti- es amplio, tranquilo, tapizado de césped bien cuidado, y salpicado de mesas y algunas barbacoas. Según vamos ascendiendo, vamos teniendo una buena perspectiva de Bilbao desde el sur y, sobre todo, al otro lado de la A8, una magnífica estampa del Arnotegi, que desde aquí presenta un perfil poderoso.

Siempre con pendientes muy suaves y algunas zonas de llaneo, pasamos poco después junto a los restos de alguna edificación (derecha), que podrían corresponder a un antiguo trazado de tuberías de aguas, y pasamos una curva en herradura. Pocos metros después, en otra curva que mira al norte encontramos una torre eléctrica y un mirador con bancos, con buena perspectiva sobre Basauri y la cordillera de Artxanda en su totalidad.

VARIANTE: Desde esta curva sale un senderito que atraviesa un pequeño arbolado, por el que, con vistas sobre Bolueta y Basauri, salimos de nuevo al trazado propuesto, junto a la edificación que se señala.

Tras un giro amplio, vemos al fondo entre maleza las ruinas de un caserón, del que apenas se distinguen unos muros, y tomamos un senderillo que sale por la derecha, bajo un agradable arbolado.

Malmasín desde el parque

Volvemos hacia la pista, que sigue paralela a nuestra izquierda, y encontramos un cruce que indica la dirección hacia el Kalero (Basauri). Hay que decir que todas las bifurcaciones están perfectamente señalizadas con carteles del PR-15, parte del cual estamos recorriendo, y con indicación de distancias y direcciones a otros puntos. Hasta ahora, hemos estado subiendo de forma muy moderada aunque regular, y hemos tomado buena altura sobre nuestro punto de partida, habiendo recorrido más o menos la mitad del camino de ida. Tenemos siempre a la vista el cono hacia el que nos dirigimos, imagen que, por efecto de las distancias y proporciones, lo hace aparecer bastante mayor y más lejano de lo que es en realidad.

Vista sobre el parque, Bilbao y el Abra
Ya tenemos a nuestra izquierda una pequeña elevación coronada con otra torreta eléctrica que, según las fuentes, se llama Ollargan o Gaztelu, y que podemos visitar, aunque no hay un camino muy claro y tampoco hemos conseguido encontrar el buzón que se supone existe allí. Unos minutos después, tras otro cruce y una amplia curva, distinguimos enseguida el sendero que sale por la izquierda para trepar hacia la cima. Abandonamos por tanto la pista y tomamos esta senda (DESVIO-2), pasando junto a un par de bancos de aspecto deplorable.

Esta última parte del trayecto es sin duda la más divertida, discurriendo por un sendero bien marcado, a veces bastante empinado y que en ocasiones se bifurca, rodeado casi siempre de matorral de espino, y con vistas excepcionales. Poco después de iniciar este repecho, encontramos una especie de pequeño refugio azul, y algo más adelante, unos escalones practicados en la misma tierra, con rudimentarios desagües, todo ello natural y sin rastro de hormigón ni cosa parecida. Siguiendo la ascensión, encontramos también una pequeña explanada rodeada por un seto, donde parece que pudo haber una chabola. Tampoco nos deben preocupar los varios desdoblamientos del camino, porque, mientras sigamos la línea ascendente, terminaremos en todo caso en el trazado correcto.

Cima
El pequeño esfuerzo de la ascensión se compensa sobradamente cuando accedemos a la cumbre (MALMASIN, 362 m.). Estamos en una pequeña cresta rocosa que recuerda a la del Paga, aunque mucho más angosta, con el mojón y una rosa de los vientos con indicaciones de las cimas a la vista. El paisaje es sencillamente extraordinario hacia todos los lados, porque estamos en un promontorio aislado en que nada obstaculiza las perspectivas. Además de la amplia imagen de Bilbao hasta el Abra, el valle del Nervión o la cordillera de Artxanda completa, contemplamos numerosos picos lejanos, como Sollube, Oiz, los montes de Durango e incluso el Gorbea, y los más cercanos de Upo y Artanda.

Resulta también formidable la estampa del Paga y sus alrededores. Además del Arnotegi, que ya admiramos durante la subida, observamos los cerros que se elevan sobre Bolintxu, y se adivina el propio valle, del que vemos con toda claridad la tubería. El chaflán en que estamos ofrece una vista fantástica del cordal desde el Pastorekorta, con el Ganeko recortado al fondo.

Pagasarri y Ganeko

A través de Mendiak.net encontramos esta fantástica pano,


que podemos ver con detalle en:

Lo que ya no es tan fácil vislumbrar son los vestigios del castro prehistórico que por lo visto circunda la cumbre, y que sí se aprecia en algunas imágenes aéreas. Al parecer, este primitivo asentamiento fue el origen de posteriores poblaciones que fueron extendiendose alrededor de la ría, no sin antes haber sido también ocupado por una fortaleza navarra, como se puede leer en la interesante página que indicamos arriba. Parece mentira que todo esto lo estemos refiriendo a este monte, pequeño y casi urbano, justo encima de una autopista por la que circulan miles de vehículos.

VARIANTE: Si queremos variar la ruta de regreso, las opciones son muy variadas. Podemos seguir por la cresta de Malmasín para descender por un sendero muy directo hacia los barrios de Brisketa y Finaga, en Arrigorriaga; o podemos también tomar caminos menos elevados para volver a Ollargan por encima de la boca del túnel, para lo cual, al volver a la pista principal, podemos desviarnos a la izquierda para encontrar, tras un camino en zigzag, un pequeño sendero hacia la derecha bajo arbolado. Es fácil liarse con los caminos, pero manteniendo la orientación norte, volveremos siempre al parque.

Ya de regreso, Montefuerte nos ofrece la posibilidad de una agradable estancia en sus campas, o bien podemos reponer fuerzas en alguno de los bares de Ollargan, de donde hemos partido.

Y una cosita más

Como comentario al margen de la ruta, el avispado internauta habrá podido observar que hemos empezado a alojar los tracks en Wikiloc, que parece un sitio más adecuado que el que utilizábamos antes. En esta nueva ubicación se facilita, además de la posibilidad de descarga, un mapa navegable y algún otro dato adicional. El formato pasa a ser .gpx, pero es igualmente compatible con Mapsource. Por alguna razón no reconoce las cotas de altitud, pero prometemos currar un poquito para subsanar el error en lo sucesivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario