jueves, 29 de septiembre de 2016

Luxar

La comarca de las Encartaciones ofrece multitud de pequeños montes, que son ideales para paseos mañaneros como los que normalmente traemos al blog. Algunos se levantan a la sombra de las cimas y cordilleras más relevantes, de forma que a la sencillez de su acceso añaden perspectivas poco corrientes sobre sus más importantes vecinos.

Es lo que ocurre con el Luxar, un discreto montecillo muy próximo a Gueñes y Galdames, que escolta por el oeste el poderoso Eretza, formando parte del vértice en que la cordillera de Triano se prolonga para formar la sierra de Sasiburu. Una ruta corta y muy fácil nos permite acceder a su cumbre y conocer de paso algunos restos de las líneas defensivas de la Guerra civil.

                DISTANCIA: 4,4 km.  
            DESNIVEL: 200 m. (335-539)  CENTENARIO
DIFICULTAD: Muy Baja 5 (2-1-0)
ITINERARIO  (ida y vuelta)  Inicio y final: Bº Illeta (Galdames)
            VIAS: Pistas de asfalto y cemento, sendero
ACCESOS: Desde Bilbao en coche, autopista dirección Balmaseda salida Gueñes. En Gueñes, tras un pabellón de muebles se coge BI-3631, se deja el desvío a Amabizkarbekoa, y se toma el siguiente (derecha) hacia Saratxo, El Regato y Eretza. Se sube, pasando Amabizkargoikoa, hasta el desvío señalizado hacia Illetas.
ENLACES CON Grazal
TRACK: Luxar
Más información:
Guía Cartográfica de Bizkaia mapa 32


Ermita cerca de Illeta
Siguiendo lo indicado en Accesos, justo en la desviación hacia el barrio de Illetas, sin llegar hasta él, se encuentra un pequeño espacio donde podemos dejar el coche. Tomamos el camino –todavía asfaltado- que sigue hacia la derecha en muy suave subida, con un cartelito que indica hacia Arbori y Eretza. En unos pocos metros tenemos por la izquierda la ermita de San Cosme y San Damián, medio escondida entre los árboles, a la que se accede por un caminillo –aunque, siguiendo unos metros más, la carretera gira a la izquierda y llega al mismo punto. Es un edificio de buenas dimensiones y rodeado de una explanada asfaltada. Por lo demás, no parce tener mucho más interés, así que continuamos adelante saliendo de nuevo al camino por el que veníamos, que ahora es una larga recta con pendiente moderada, bordeado por pinares.

Bunker en Arbori
Tras cruzar un paso canadiense, se atisba por la derecha lo que es un nido de ametralladoras perteneciente al Cinturón de Hierro, en el paraje de Arbori, con un mapa e indicaciones del PR BI-106. En este folleto tenemos interesante información sobre el particular, un ejemplo más de los bastante numerosos que encontramos en los montes alrededor de Bilbao. Algunos bunkers están muy cerca del camino, así que no perdemos nada acercándonos a echar un vistazo.

Eretza, muy cerca
Unos metros más y llegamos a un cruce. Seguramente veremos algún coche aparcado, porque hasta este punto se puede llegar para acometer por el camino de la izquierda la ascensión hacia el Eretza. Pero en esta ocasión lo dejamos estar y continuamos por la derecha. Enseguida llegamos a una bifurcación: por la izquierda bajaríamos hacia el bonito recorrido de Grazal, así que seguimos por la derecha (Luxar 30´). Continuamos siempre por camino de cemento (que ya puede aburrirnos un tanto), y vamos buscando un brusco giro a la derecha, que enseguida llega. Otra vez con buena señalización, tomamos un camino de grava (incómoda) que sube en dirección a Goldebano y Luxar.

Hay que cruzar una puerta metálica con paso lateral, y vamos a dar a una zona de pastos, teniendo por la derecha la espalda rocosa del Eretza y varias elevaciones que conectan con el Pico de la Cruz. Por la izquierda tenemos la verde loma de Goldebano, a cuyo pie accedemos junto a un abrevadero con las marcas de los PR 106 y 107 bajo un fantástico árbol.

Camino por Goldebano
Ahora toca encaramarse a esta colina, en cuya cima hay un depósito de agua. Lo hacemos siguiendo un camino de hierba y describiendo después una lazada también indicada con una flecha. En la segunda curva observamos por la izquierda el potente perfil del Gallarraga (no tan rotundo como desde Sodupe) y el Ganzabal en primer término. Nada más coronar la tachuela de Goldebano, ya tenemos a la vista lo que indudablemente es el objetivo: un modesto promontorio medio cubierto de arbolado y bastante cercano.

Luxar a la vista
Perdemos primero unos metros para seguir un sendero no muy marcado, siempre acompañados de ganado vacuno, y enfilamos recto hacia la subida internándonos de golpe bajo un tupido arbolado. Enseguida observamos una sendita estrecha y escarpada que sale por la derecha, y hacia allí hay que tirar, picando para arriba con decisión, entre algunas rocas y raíces enmarañadas. Es sin duda la parte más divertida del recorrido (la única, más bien).

Cima
Y así, pronto avistamos el mojón que marca la cima (LUXAR, 539 m.). Las vistas son interesantes: además del Eretza y compañía que hemos venido viendo casi todo el tiempo, se distinguen los núcleos de Amabizkargoikoa e Illetas y, cerca del primero, el pequeño valle que nos separa de Larrea y Ubieta/Zipar. Hacia el sur se ve claramente el valle de Zalla-Aranguren. En una ocasión vi unas estupendas
panos con las cimas señaladas (quizá en mendiak), pero después no he sido incapaz de encontrarlas.

Al norte, Pico de la Cruz (derecha)
En el camino de vuelta –el mismo de subida- podemos permitirnos atajar campo a través desde la cima de Goldebano hasta la pista, claramente visible. Y así regresamos tras un paseíto tranquilo, quizá algo anodino, pero cómodo y con algunas vistas interesantes, con el aliciente de la última palita. Un buen plan para esos días perezosos que a veces nos hacen resistirnos a empresa más complicadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario